Un Viaje Hacia tu Interior

Hace ya varias décadas, un joven Saltillense, se propuso realizar  un  viaje personal para  cambiar su forma de vida.  Una  vida, llena de claroscuros, llegaba a un umbral, que de cruzarse significaba estancarse  en ese pantano de la vida, que como muchos seres humanos como él, lo habían hecho. Un pantano mental, al que se llega por muy diversos caminos y del cual difícilmente se sale. Su presente estaba lleno de un pasado lleno de significados; que le llamaba insistentemente para tomar una decisión que lo ubicaría en un futuro lleno de promesas y realizaciones.

Como todo proceso de vida, el cambio de las actitudes del ser humano es un largo camino,  repleto de trampas y recompensas. Sin quererlo, se estaba planteando una de las preguntas más trascendentales que todo hombre o mujer en algún momento de su vida es capaz de hacerse: ¿En quién me estoy convirtiendo o transformando?  Y si bien este cuestionamiento no tiene respuesta única, en el fondo significa que tenemos opciones diversas, y que tenemos que escarbar hondo al interior de cada uno, para convertirnos en una realidad diferente a la que somos.

Como todo ente social, Carlos Aguirre,  tenía una identidad histórica que lo unía al  pasado, una identidad cultural de costumbres y tradiciones que lo ubicaba en el presente, y una identidad visionaria llena de sueños, aspiraciones, recreaciones y de imaginaciones que, convertidos en proyectos y propuestas con metas, lo posicionaba en el futuro.  Con este morral tridimensional, iniciaba  una jornada en busca de su desarrollo personal, explorando el autoconocimiento y la aceptación de su realidad, como piedra angular para encontrar su propio camino de crecimiento.

En ese sendero de lucha para vencerse primero a sí mismo, veinte años atrás, Carlos tomó la decisión de internarse en una clínica de recuperación, para iniciar su carrera como terapeuta especializado en adicciones y recuperación. Crea la Fundación Ave Libre a partir de  la cual se establecen varias casas de medio camino y clínicas de rehabilitación; y como cimiento, crea la fraternidad, Programa y Fundación Mispah, desde el cual han recibido ayuda   miles de seres humanos mediante una singular experiencia espiritual, que les ha permitido alcanzar la sobriedad, la recuperación y la libertad. Posteriormente, crea el Taller de Autoconocimiento Profundo, como metodología integradora de toda su experiencia terapéutica, la cual recientemente quedo formalmente aprobada y publicada como norma de competencia de CONOCER, como ‘Taller de Autoconocimiento Profundo con Orientación Productiva’.

Durante su consolidación como terapeuta profesional, Carlos fue plasmando en diversas publicaciones muchas de sus experiencias, como testimonio de su quehacer.

Los libros hablan del autor y sus circunstancias, por lo que dejemos que sean ellos los que nos narren un poco de la vida de Carlos al servicio de muchas vidas. En su amplia obra editorial, Carlos habla del presente, ¿qué pasa conmigo?, ¿por qué soy como soy?  Esto es, como entender mi situación actual o presente.

Al nacer, nuestro equipaje solo consiste de dos cubetas, una,  llena de oportunidades, la otra, vacía de experiencias. Al crecer y desarrollarnos, vamos llenando la última y agotando la primera. En ese viaje perdemos el equilibrio,  ya que no hay correspondencia entre las emociones y sentimientos que acumulamos y los resultados que encontramos. El desequilibrio se convierte en una vida sin sentido, no encontramos nuestro lugar en el mundo,  desencajamos, desentonamos, y entran en juego nuestros mecanismos de defensa.

Este es el maquillaje o máscara que esconde la vida falsa que construimos. Así, nos refugiamos en conductas que, al intentar dar solución a nuestros problemas cotidianos, se convierten en una causa mayor de ellos. Esta distorsión de la realidad representa el síntoma no la causa de nuestros verdaderos problemas. ¿Cómo seguir llenado nuestro recipiente de experiencias sin agotar el de las posibilidades? ¿Cómo salir de ese sendero falso por el que caminamos? ¿Cómo acceder a una vida plena, gratificante, feliz y más equilibrada?

La experiencia de Carlos nos  ofrece caminos para reencontrarte contigo mismo, te da las pistas para que aterrices en la senda de la autorecuperación, mediante el mejor conocimiento de ti.

Si te has dado cuenta de que es más doloroso permanecer en el mismo lugar que moverte a otro, ya tienes la mitad del camino recorrido, y empiezas a percibir que el cambio si es posible, que no es una ilusión, que ahora es una esperanza posible. En este viaje por el que nos lleva Carlos, no se pretende cosechar frutos, sino sembrar semillas, para que al cultivarlas pacientemente nos den ese anhelado fruto que significa una vida más humana, menos material. El recorrido que se realiza, hace honor a ese ancestral refrán de los viajeros al que hace referencia el Jefe Indio Seattle:

‘Llévate solo los recuerdos, deja solo tus huellas’.   

Las huellas del sendero de Carlos por su largo peregrinar en un mundo de miseria, tocar fondo, salir de ese abismo y proponerse difundir la magia de la recuperación; reafirman el principio universal que comparten todos los casos en que se han enfrentado males sociales como la adicción: El Poder del Compañero. Hasta nuestros días, esta cura social, es una de las más efectivas e infalibles, debido a que se basa en una pequeña y muy obvia práctica, que es la de cambiar tu conducta al ayudar a tus compañeros a obtener algo que se busca como una aspiración personal, algo que mas te importa o interesa: el tener el respeto de tus compañeros. Es el poder de persuadir a la gente a tomar acción en lo que es crucial para su bienestar a largo plazo, pero que en el ahora, en la circunstancia actual, parece peligroso, irrealizable, desagradable,   difícil psicológicamente. Mediante estas acciones se busca el pertenecer, el ser parte de un grupo, ser apreciado, admirado y respetado. Y aunque parezca paradójico, el enfoque del PODER DEL COMPAÑERO, es una contundente presión social, en la que ejemplo del compañero produce el cambio en la conducta de la persona que se desea.

Al final de nuestra jornada, son los recuerdos lo único que nos llevamos en la maleta. La vida está hecha de pedacitos de momentos, no los desperdiciemos, disfrutémoslos. Por eso, hay que voltear al pasado, verlo, para regresar al presente y vivirlo. Si aceptamos que los años nos enseñan tantas cosas que los días jamás llegarán a conocer; entonces, los momentos de la vida, convertidos en miríadas de recuerdos, encierran un gran tesoro por descubrir.

Por ello, somos los únicos responsables de nuestra vida, ese mosaico  de experiencias humanas. Actuar con responsabilidad nos obliga a aligerar la carga, ese lastre que nos agobia día a día, y convertir los problemas, dificultades o complicaciones, en oportunidades, ocasiones y ventajas. Y eso solo lo podemos hacer realidad si nos cambiamos de lentes. Si queremos una vida distinta, hagamos algo diferente. Construir, diseñar nuestro futuro, solo se puede realizar a partir de lo que  hagamos en el presente.

Aportar los cimientos de una vida con sentido, plena de felicidad y libertad, para que en ella habites  en el futuro, es la filosofía y propósito de la propuesta de Carlos, en su conjunto, es su carta de presentación. Un guion de vida para la   transformación personal, en el que las acciones hablan más que las palabras.

Tal y como recientemente lo planteara el Dr.  Fernando Flores, la educación no es más que el aprendizaje de diversas prácticas, que sirven de base para aprender otras, y así sucesivamente en niveles crecientes. Y todo parte, del cambio de actitud, que eventualmente nos permite mejorar nuestras aptitudes. Y de esas nuevas aptitudes ir escalando esa escarpada montaña que representa nuestra vida, en busca de un mejor conocimiento de nuestras vidas. ¿Para qué? Simplemente, para comprometernos a ser mejores, y enfrentar con mejores estados de ánimo,  los retos de la vida, para llegar a la altitud que nos corresponde como personas plenas, equilibradas, en crecimiento constante y más libres.

 

Jorge Galo Medina Torres

Rector, Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (2006-2010)

Director,Extensionismo Rural, SAGARPA (2013-2016)

Presidente, Colegio de Ingenieros Agrónomos de México, A.C. (2015-2017)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s