El Poder del compañero

Cada vez es más evidente que los esfuerzos tradicionales para promover toda una diversidad de causas, desde salud, cambio climático hasta movimientos civiles y comunidades más fuertes, descansan en tres grandes líneas de acción:

1) darles información a la gente,

2) inculcarles miedo de las posibles efectos de continuar con la conducta actual y

3) obligarles a sumir nuevos hábitos o conductas. advertirles que consecuencias legales.

 

La mayoría de las veces estas acciones no funcionan. Es increíble que estemos conscientes del peligro de nuestro comportamiento y no hacer nada al respecto. ¿Qué podemos hacer para convertir estos esfuerzos en cambios reales de nuestra conducta?

 

La respuesta siempre la hemos tenido a la mano y, tal vez por ser tan obvia no la hemos visto (la obviedad genera ceguera). La clave está en la identificación con nuestros compañeros. Ellos no solo son el mensaje (modelo, ejemplo) sino que se constituyen en el mensajero. Cuantas veces hemos afirmado que el ejemplo es el mejor maestro. Que una acción vale más que mil palabras. Que mas que escuchar un discurso lo que quiere la gente hacer es, dejar de ser un participante pasivo, oyente, a una persona involucrada, participante, comprometida, hacer preguntas, intercambiar puntos de vista. Esto significa que cuando tenemos información acerca de algo, que sabemos que es bueno para nosotros, lo que requerimos es una razón o motivo para actuar a partir de la información que se nos proporciona. Y que el motivador más poderoso es el identificarnos con un nuevo grupo, club o equipo de compañeros.

 

Sobre la base de investigación académica y de las historias que ha rescatado de la vida real, Tina Rosenberg*, ha sintetizado un nuevo enfoque para lograr cambios significativos y duraderos del comportamiento de las personas; transformado una causa común y corriente en una causa con la que se identifica un sector de la sociedad. Y no solo eso, sino que también ha demostrado como muchos de esos enfoques convencionales no solo han estado equivocados sino que han conducido a peores escenarios.

 

A esta poderosa metodología de cambio social se le ha bautizado como ‘La Cura Social’, que es mas que identificar y diagnosticar problemas, por profundo que sea el análisis; es de mayor valor e interés el buscar soluciones, y encontrarlas en cualquier parte del mundo. En los casos mas extremosos, este método ha hecho posible (Yugoslavia) el erradicar entre los jóvenes, el miedo, el fatalismo y la pasividad. En lugar de ello, se ha cambiado la pasividad por acción.

Y se ha realizado de tal manera que sumarse a una causa sea fácil, agradable, atractivo, motivante, algo que te sientas parte, un protagonista, alguien que eventualmente deje huella, que haga historia, dejar de ser un espectador pasivo.

 

Esto marca una diferencia, pues es similar a que en lo tradicional se crea un partido político, mientras que en este nuevo esquema, se crearía un partido, sin adjetivos, a secas. Alguien que ingrese a una causa con estas características, sentiría el mismo placer que si fuera a un lugar de reuniones que le guste (antro, teatro, música, concierto, paseo, etc.)

Esto es hacerlo como una forma o estilo de vida, algo con que te identifiques, hacer política, eso es, de una manera diferente, si lo quieres ver así, mas sexy, agradable.

Esto significa crear o hacer una marca para los jóvenes, o para los adultos mayores, o clase media o trabajadores rurales, o estudiantes universitarios, o trabajadores de fabricas. Es como ingresar en un club en el que te reflejas, en el que platicas con compañeros como tu, que te platican acerca de las causas que están apoyando, haciendo y de esa manera sientes el deseo de hacer lo mismo; no es igual si te lo dijera un asesor, un conferencista o alguien extraño a tu cultura.

Cuando los asuntos tienden a ser mas sobresaliente y mas tensos, es cuando más falla el método tradicional; entre el asunto sea mas importante y profundamente arraigado, menos efecto tiene el método que te atiborra de información y a la cual cierras ojos, oídos y mentes a los mensajes que contiene.

Lo mas interesante de todo esto y el mayor impacto, es que estos métodos diferentes de hacerte participar, se basan en una pequeña, obvia práctica, que es la de cambiar tu conducta al ayudar a tus compañeros a obtener algo que se busca como una aspiración personal, algo que mas te importa o interesa: el tener el respeto de tus compañeros.

 

Esto es el Poder del Compañero

 

El poder de persuadir a la gente a tomar acción en lo que se crucial para su bienestar a largo plazo, pero que en el ahora, en la circunstancia actual, parece peligroso, irrealizable, desagradable,   difícil psicológicamente. Mediante estas acciones se busca el pertenecer, el ser parte de un grupo, ser apreciado, admirado y respetado. Y aunque parezca paradójico, el enfoque de Compañero por  Compañero , la presión social, el ejemplo del compañero produce el cambio en la conducta persona que se desea. Lo que se ofrece es la posibilidad que te unas a un nuevo grupo o club en el que te sientas bien. Un grupo de compañeros tan unido y fuerte, tan persuasivo y motivador, que te sientes inclinado a asumir una nueva identidad.

La presión o influencia de los compañeros tal vez sea la fuerza social mas poderosa para definir quienes somos. No son nuestros padres quienes nos lo hacen (con los genes que nos heredaron ya hicieron lo suficiente), sino los grupos de compañeros de los hijos, que nos controlan en como vestir, que cultura consumir, que comprar, que valoramos y que esperamos en la vida.

Si para esta altura de la lectura, aun tenemos duda del Poder del Compañero, echemos un vistazo a uno de los grupos de compañeros que han ayudado a millones de compañeros en los últimos 85 años. Me refiero a uno de los mejores ejemplos mundiales de La Cura Social, denominado Alcohólicos Anónimos.

______________________

* Tina Rosenberg. 2011. Join the club. How peer pressure can transform the world. W.W. Norton & Company, Inc. New York. 402 p.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s